Últimos consejos:

¿Qué hacer ante la insolación o golpe de calor?

En este artículo veremos cómo actuar ante los trastornos producidos por el calor. Si bien son varios los casos posibles, detallaremos los más importantes en cuanto a su gravedad y consecuencias.

Cuando el cuerpo es expuesto a temperaturas ambientales elevadas (por ejemplo, en una fundición o una cocina de un restaurante), se ponen en marcha dos mecanismos fisiológicos par disminuir y mantener constante la temperatura corporal: el aumento de la circulación de la sangre cercana a la piel (vasodilatación periférica) y la sudoración.

Pero si la exposición al calor es muy prolongada o los mecanismos termorreguladores no son eficaces, pueden desencadenarse trastornos de diferente gravedad, debidos a la continua perdida e líquidos y sales minerales

La gravedad de los trastornos va desde un calambre hasta la insolación. A continuación veremos los diferentes trastornos causados por el calor.

Calambres

Suele ser la primera señal de falta de adaptación a la temperatura ambiental. Con la sudoración se pierden cantidades abundantes de agua y sales minerales, lo cual propicia la generación de espasmos involuntarios y dolorosos, en los músculos voluntarios del abdomen y de las extremidades

¿Qué debemos hacer ante los calambres?

A continuación veremos lo que debemos hacer ante un calambre:

  • Trasladar a la persona afectada un lugar fresco y ventilado, al reparo del sol.
  • Ofrecerle pequeños sorbos de agua fresca para evitar que se deshidrate.
  • Si el calambre es en una pierna, debemos elongar la extremidad y proporcionarle ligeros masajes envolventes a fin de estimular la recuperación del músculo
  • Si el calambre es en un brazo, masajear de la misma manera.

Deshidratación

La deshidratación es la disminución aguda del volumen total del agua del organismo, con la consiguiente pérdida de sales. Las causas, expresadas en orden de frecuencia, difieren según el grupo etario del que se trate:

  • Lactantes y niños pequeños: fiebre, diarrea y vómitos
  • Niño de edad escolar: fiebre, diarrea, calor e ingesta insuficiente de agua
  • Adultos: calor, sudoración excesiva, diarrea y vómitos
  • Ancianos: ingesta insuficiente de agua, calor, sudoración excesiva, diarrea y vómitos.

De acuerdo con las manifestaciones del cuadro, la deshidratación puede ser leve, moderad o grave.

fuego

Las manifestaciones de las deshidrataciones leve y moderada son:

  • Sequedad de piel, la lengua y la mucosa oral.
  • Persistencia del pliegue de la piel (en personas mayores, puede advertirse en el pecho y el abdomen)
  • Sensación de ardor y acidez gástricos
  • Somnolencia
  • Fatiga extrema
  • Sed excesiva

Si la deshidratación es grave, aparecen otras señales como:

  • Hundimiento de los ojos
  • Palpitaciones
  • Descenso de la presión arterial
  • Fiebre
  • Retención de líquidos (que desencadenara una falla renal)
  • Estado de coma

¿Qué debemos hacer ante un caso de Deshidratación?

Si la deshidratación es leve o moderada:

  • Trasladar a persona afectada a un lugar fresco y ventilado, al reparo del sol.
  • Ubicarla en posición horizontal.
  • Hidratarla con pequeños sorbos de agua fresca
  • Si fuera necesario, trasladarla a un centro médico

Si la deshidratación es grave:

  • Activar sistema de emergencias médicas.
  • Controlar permanentemente la respiración

Síncope

El síncope consiste en al pérdida repentina del conocimiento y de la sensibilidad, precedida de visión borrosa y tambaleo postural. No suele durar mucho y la recuperación es rápida.

Este tipo de trastorno indica que el aporte de sangre oxigenada al cerebro es insuficiente. Cuando el corazón está más activo (por ejemplo, durante la realización de ejercicio físico), aumentan la presión sanguínea, el estrés cardiovascular y el calor corporal. Si esta situación progresa, puede derivar en un golpe de calor.

Golpe de calor e insolación

El golpe de calor ocurre cuando el organismo no puede mantener baja la temperatura corporal mediante la sudoración y su evaporación. Suele manifestarse en días calurosos y húmedos. La insolación, en cambio, es una consecuencia extrema de la exposición prolongada al sol o de la realización de un trabajo extenuante bajo el sol. Las señales mas frecuentes de ambos trastornos son:

  • Piel caliente (por encima de los 40°C), seca, enrojecida y sin sudor.
  • Sed intensa.
  • Nauseas y vómitos.
  • Dolor de cabeza.
  • Calambres musculares.
  • Disminución de las diuresis (poca orina).
  • Palpitaciones.
  • Respiración rápida y superficial.
  • Alteraciones del estado de conciencia.
  • Convulsiones.

¿Qué no debemos hacer ante casos de insolación o golpes de calor?

A continuación veremos las cosas que no hay que hacer ante casos de insolación o golpes de calor:

  • No dejar nunca de tomar agua (tener en cuenta que una persona comienza a sentir sed cuando ya lleva entre 20 y 30 minutos de deshidratado).
  • No continuar enfriando el cuerpo una vez que este alcance una temperatura de 38.5°C.

termometro

¿Qué sí debemos hacer ante los golpes de calor o insolación?

  • Trasladar a la persona afectada a un lugar fresco y ventilado, al reparo del sol.
  • Desvestirla, en lo posible hasta que quede en ropa interior.
  • Ubicarla en posición horizontal.
  • Mojarle la cabeza y aplicarle compresas de agua fría o bolsas de hielo en la nuca, las axilas y las ingles.
  • Hidratarla con pequeñas sorbos de agua fresca.
  • Si fuera necesario, trasladarla a un centro médico

Conclusión

Como el calor no nos avisa con anticipación, lo mejor es llevar a cabo la prevención de los trastornos producidos por el calor.

¿Qué no hacer para evitar los golpes de calor?

  • No realizar actividades físicas en los días extremadamente calurosos.
  • No permanecer bajo el sol entre las 11 y las 16 horas, sobre todo en verano.
  • No ingerir bebidas alcohólicas o muy azucaradas o aquellas que contengan cafeína, ya que generan una mayor pérdida de los líquidos corporales.
  • No excederse en la cantidad de alimentos ingeridos.
  • No dormir bajo el sol.

¿Qué cosas sí debemos debemos hacer para evitar la insolación o golpes de calor?

  • Beber suficientes cantidades de líquido para compensar las pérdidas por sudoración
  • Permanecer en ambientes frescos y ventilados
  • Utilizar prendas ligeras y holgadas, preferentemente de fibras naturales y de colores claros
  • Usar ropa interior absorbente

¿Alguna Consulta? Con gusto te ayudaremos...

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...
Scroll To Top

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Suscríbete vía email

Suscríbite a nuestras actualizaciones vía email y recibe a diario los últimos consejos...