Últimos consejos:

¿Qué hacer ante una quemadura eléctrica o química?

En esta oportunidad vamos a explicar los pasos a seguir, qué debemos hacer y qué no ante diferentes tipos de quemaduras. Es importante saber el procedimiento adecuado ante las distintas quemaduras que puedan ocasionarse como por electrocución o por sustancias químicas. Ingrese a este artículo si busca qué hacer ante quemaduras por calor.

¿Qué hacer ante quemaduras por electrocución?


En los casos de electrocución o choque eléctrico, las instrucciones relativas a los primeros auxilios dependen de las situaciones que se encuentre la víctima. Si la persona (independientemente de su grado de conciencia) aún está en contacto con el conductor eléctrico, será necesario realizar el rescate; en cambio, si ha sido despedida por la descarga, el auxiliador deberá ocuparse de la atención de las lesiones resultantes.

¿Qué no debemos hacer ante quemaduras por electrocución?

A continuación veremos el listado de lo que no tendremos que hacer cuando una persona ha sido afectada por un choque eléctrico:

  • No permitir que la víctima pierda calor.
  • No romper las ampollas, a fin de evitar la perdida de los líquidos corporales y disminuir los riesgos de infección.
  • No untar grasa, manteca, mayonesa, dentífrico, pomadas ni aceites en las heridas.
  • No ofrecer bebida ni comida a la victima de una quemadura grave.

¿Qué sí debemos hacer ante quemaduras por electrocución?

Veamos ahora el procedimiento de rescate de la víctima:

  • Tendremos que asegurar la escena. Si el hecho ocurre en el hogar o el ámbito laboral, cortar el suministro de energía eléctrica; si la situación se presenta en la vía publica, avisar urgentemente a la empresa de electricidad.
  • En el caso de que haya fuego, apagar las llamas por sofocación.

Debajo veremos qué debemos hacer a la hora de brindar atención a la víctima:

  • Activar el sistema de emergencias médicas.
  • Evaluar el estado de conciencia de la victima.
  • Si la persona esta inconsciente, tendremos que colocarla en posición lateral de seguridad. En caso de registrarse un paro cardiorrespiratorio, iniciar la RCP.
  • Realizar una evaluación secundaria de la victima.
  • Tratar las quemaduras resultantes.

Factores que determinan la gravedad de una electrocución

quemaduras por electrocucion

Se denomina electrocución al efecto de la electricidad sobre los diferentes tejidos del organismo. A partir de los siguientes factores se determina la gravedad de las lesiones:

Magnitud de la corriente eléctrica

  • De alta tensión: es el caso de las baterías, los circuitos eléctricos de automóviles y los cables de alta tensión, que conducen mas de 1000 voltios.
  • De baja tensión: es el caso de la electricidad de uso domestico , que suele conducir (según el país del que se trate) entre 110 y 220 voltios

Tipo de corriente eléctrica

  • Corriente continua: Transmite grandes cantidades de energía eléctrica (alta tensión), sin interrupciones, en un breve lapso de tiempo. Provoca una contracción muscular generalizada, que suele lanzar a la persona lejos de la fuente de electricidad. Los operarios que trabajan con cables de alta tensión son los mas proclives a recibir descargas eléctricas.
  • Corriente alterna: Transmite menores cantidades de energía eléctrica (baja tensión), de forma intermitente. Provoca contracciones musculares sostenidas, que hacen que la persona que recibe la descarga permanezca en contacto con la fuente de electricidad durante un tiempo mas prolongado. Una persona puede quedarse *pegada* a un artefacto eléctrico, sin posibilidad de soltarlo, hasta que el paso de la electricidad sea interrumpido.

Resistencia de los tejidos

Los tejidos que ofrecen mayor resistencia al paso de la electricidad son los huesos, la grasa y la piel, en ese orden. Quizá la piel sea la barrera más importante, razón por la cual generalmente sufre grandes quemaduras.

Tiempo de exposición

Cuanto mayor haya sido el tiempo de contacto con la corriente eléctrica, mas graves serán las lesiones producidas. Dado que la exposición a la corriente alterna suele ser más prolongada que la exposición a la corriente continua, a igualdad de tensión, la primera es mucho más peligrosa que la segunda.

Recorrido de la corriente eléctrica

Aunque la trayectoria de la corriente eléctrica dentro del organismo es imprevisible, habitualmente recorre el camino más corto entre el punto de entrada y el de salida.

Principales causas de la electrocución

En el hogar

En general, ocurren por imprudencia en el manejo de los aparatos electrodomésticos: realizar su limpieza sin desenchufarlos, utilizar el secador del cabello dentro de la bañera, abrir y cerrar la heladera con las manos húmedas y sin calzado, etcétera. También puede deberse al mal estado de las instalaciones eléctricas, o al hecho de que estas no cumplan con las normas de seguridad.

Los niños pequeños suelen sentir la atracción por los tomacorrientes (en los que, con frecuencia meten los dedos) o por morder cables conductores de electricidad.

En el trabajo

Este tipo de accidentes suelen afectar al personal de mantenimiento y a los operarios de las empresas de electricidad, sobre todo cuando actúan al margen de las medidas de seguridad necesarias

¿Cuáles son los efectos de la electrocución?

Efecto térmico o quemadura

Al interactuar con los tejidos del organismo, la electricidad produce un efecto térmico, que es la quemadura. Las quemaduras por corriente de alta tensión se caracterizan por presentar una lesión de entrada (bien definida, pequeña, deprimida, de color blanco grisáceo, con aspecto de piel endurecida, e incolora) y una lesión de salida (más grande, hundida en el centro y elevada en la periferia, y de un color más oscuro). El buen aspecto y el tamaño reducido de las lesiones cutáneas son factores engañosos, ya que la verdadera quemadura tiene lugar bajo la piel, en los músculos y los huesos.

Efecto de la sobreestimulación

Cuando se producen violentas contracciones musculares (efecto tetanizante) en los lugares por donde pasa la corriente eléctrica, la fuerza muscular vence la resistencia de huesos y articulaciones, y provoca fracturas y luxaciones (dislocación del hueso). Además, a causa de esta contracción muscular, la víctima se queda “pegada” a la fuente de energía eléctrica, con el consiguiente aumento del tiempo de exposición y de la gravedad de las lesiones.

La sobrestimulación celular de órganos vitales genera, sobre todo, efectos en los niveles cardíaco, respiratorio y cerebral. La descarga eléctrica sobre la musculatura del corazón puede provocar un paro cardíaco. Si la lesión afecta la musculatura respiratoria, la victima puede entrar en paro respiratorio, lo que conduciría a un paro cardíaco, en caso de que la persona no sea socorrida de inmediato. En el cerebro, la manifestación más inmediata es la aparición de un estado de coma, generado habitualmente por una hemorragia o edema cerebral.

Las lesiones por electricidad pueden manifestarse de manera súbita, inmediatamente luego de la electrocución, o bien aparecer tardíamente, pasadas unas horas. Por esta razón, aunque las lesiones externas sean pequeñas y los signos vitales insignificantes, se debe mantener a la victima bajo vigilancia.

¿Qué hacer ante quemaduras por sustancias químicas?

Las quemaduras químicas son causadas por el efecto corrosivo de diferentes sustancias (de uso común en productos de limpieza, procesos industriales y laboratorios) sobre la piel o las mucosas de los tractos respiratorio y digestivo. En general, este tipo de quemaduras son ocasionadas por ácidos, álcalis u oxidantes.

¿Qué no debemos hacer ante quemaduras químicas?

Ante las quemaduras por sustancias químicas químicas, será fundamental:

  • No sumergir al lesionado en piletas, bañaderas o lugares donde el agua no circule, ya que en ese caso el producto químico seguirá actuando por permanencia.

¿Qué sí debemos hacer ante quemaduras químicas?

Ante una quemadura producida por una sustancia química:

  • Lavar la zona afectada con abundante agua, durante quince o veinte minutos. Para ello, hacer circular el agua sobre la victima, utilizando una manguera o duchador, pero sin realizar presión.
  • Retirar bajo el agua toda la ropa (medias y zapatos incluidos) que haya sigo impregnada con el producto químico.
  • Secar sin realizar fricción y cubrir la zona afectada con apósitos
  • Trasladar al lesionado a un centro médico

Ante una quemadura producida por cal viva:

  • Eliminar todo el polvo del cuerpo y de la ropa antes de lavar a la persona, Si no toma esta precaución, la cal viva reaccionará con el agua, originando un líquido altamente corrosivo.

Será importante saber que, la persona que presta auxilio debe evitar el contacto del producto químico con las manos y otras partes del cuerpo, adoptando las precauciones necesarias para tal fin.

¿Cuáles son los agentes corrosivos?

quemaduras por sustancias químicas

Los agentes corrosivos son sustancias químicas muy agresivas que destruyen los tejidos por contacto, y pueden dejar secuelas importantes de por vida o causar la muerte en unas pocas horas. No deben ser confundidos con las sustancias irritantes (una baja concentración de un agente corrosivo. Por ejemplo, puede ser irritante) ni con las sustancias toxicas (venenos sistémicos, que pueden tener efectos a corto, mediano o largo plazo), aunque determinadas sustancias químicas pueden cumplir con las tres condiciones.

Los agentes corrosivos de uso mas frecuente son muchos de los artículos de limpieza que se emplean en el hogar y, también, en muchos productos industriales.

Algunos tipos de agentes corrosivos son:

Ácidos

Están presentes en limpiametales, artículos de limpieza de piscinas, baterías de automóviles, antióxidos, sustancias fumigantes, etcétera. (Hidróxidos de sodio, de potasio y de calcio, hipoclorito de sodio – lavandina- y amoniaco).

Bases, álcalis o sustancias cáusticas

Se utilizan en limpiahornos, blanqueadores, destapacañerías, desinfectantes, colorantes y tinturas para el cabello, artículos de limpieza, etcétera.

Oxidantes

Se encuentran en productos médicos como desinfectantes y en productos industriales como componentes de insecticidas, fungicidas, desodorantes, etcétera. (Permanganatos de sodio y de potasio, peroxido de hidrógeno –agua oxigenada-, ácido nítrico y oxido de calcio – cal viva-).

¿Qué tipos de lesiones causan las sustancias químicas?

A continuación veremos los tipos de lesiones que producen las sustancias químicas, dependiendo del agente corrosivo.

Quemaduras por ácidos

Los ácidos producen lesiones amarronadas, oscuras (similares al bronceado), de aspecto seco y de tacto costroso. En general, suelen ser limitadas y poco profundas.

Una excepción es la lesión producida por el ácido fluorhídrico, que siempre es profunda, muy dolorosa y pone en riesgo la vida, ya que provoca una severa hipocalcemia (disminución de la concentración de calcio en la sangre). Este tipo de quemaduras debe ser tratada rápidamente, con gluconato de calcio en inyección subcutánea intralesional, y por vía sistémica.

Quemaduras por álcalis

Provocan lesiones blanquecinas, de aspecto húmedo y resbaladizo, y jabonosas al tacto. Son más severas que las quemaduras por ácidos, porque penetran más profundamente y actúan durante más tiempo.

Las quemaduras con hidróxido de sodio o con hidróxido de potasio, por ejemplo, son altamente peligrosas, ya que estas sustancias penetran profundamente y, en parte, no se neutralizan, dando lugar a necrosis progresivas (degeneración de un tejido por muerte de sus células).

¿Alguna Consulta? Con gusto te ayudaremos...

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...
Scroll To Top

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Suscríbete vía email

Suscríbite a nuestras actualizaciones vía email y recibe a diario los últimos consejos...