Últimos consejos:

¿Qué hacer en caso de Intoxicaciones?

La automedicación o la sobredosificación (muy común en algunas personas mayores) pueden conducir a una intoxicación, con consecuencias de gravedad variable. Cuando la intoxicación ocurre por inhalación de ciertos gases, humos o por un consumo excesivo de alcohol, los riesgos son aún mayores.

En este artículo veremos los efectos tóxicos que producen la ingesta excesiva de algunos medicamentos y de alcohol, y la inhalación de ciertos gases y humos. Asimismo, veremos los modos de actuación recomendados para auxiliar a las víctimas de cualquiera de las situaciones mencionadas.

Intoxicación por medicamentos

En la inmensa mayoría de los casos, las intoxicaciones por medicamentos se deben a una sobre dosificación. En otras ocasiones, puede suceder que el medicamentos este en mal estado o que la persona sea alérgica a alguno de sus componentes.

Este tipo de intoxicaciones suele afectar a niños menores de cinco años, en caso de que tengan acceso a los medicamentos sin supervisión de un adulto, o a adolescentes y adultos con intenciones suicidas.

Entre las manifestaciones de una intoxicación, se destacan:

  • Náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal.
  • Dolor de cabeza, vértigo, convulsiones, sensación de confusión y somnolencia.
  • Sensación de hormigueo, cambios en la percepción del color, visión borrosa y fotofobia (rechazo patológico a la luz).
  • Disnea (dificultad para respirar), palpitaciones y paro cardiorrespiratorio.

Los medicamentos de uso más frecuente son los antihistamínicos, antigripales, antitusígenos, antiasmáticos, antiinflamatorios, antifebriles, antiespasmódicos, suplementos vitamínicos y minerales e hipoglucemiantes orales. También son comunes las intoxicaciones con drogas estimulantes y depresoras del sistema nervios central así como por alucinógenos.

¿Qué no debemos hacer ante intoxicación por medicamentos?

En el caso de estar frente a una víctima de intoxicación por medicamento, debemos:

  • No Movilizar a la víctima.
  • No Medicarla.
  • No Dejarla que tome frío.
  • No Inducirle el vómito.

¿Qué sí debemos hacer ante intoxicación por medicamentos?

  • Activar el sistema de emergencias médicas.
  • Llamar al Centro Nacional de Intoxicaciones.

Si la persona está consciente:

  • Realizar las evaluaciones primarias y secundarias de primeros auxilios

Si la persona está inconsciente pero respira:

  • Colocarla en posición lateral.
  • Controlar permanentemente la respiración hasta que llegue el servicio de emergencias.

Si la persona está inconsciente y no respira:

  • Iniciar la RCP.

Intoxicaciones por gases

Según el mecanismo de acción del tóxico involucrado, se distinguen dos grupos de gases.

Gases irritantes

La acción irritante no ocurre solo en el nivel del árbol respiratorio, sino que también afecta al resto de las mucosas con las que el gas entra en contacto. La persona presenta enrojecimiento ocular, lagrimeo, dolor de garganta y estornudos.

El grado de compromiso de la vía aérea depende de varios factores, tales como: el tiempo de exposición, la concentración del gas en el aire y su solubilidad en el agua. Aunque los gases poco solubles producen daños más leves en la vía aérea superior, penetran con mayor facilidad.

Los gases mas relevantes de este grupo son:

  • Cloro

Este gas de color verde amarillento y olor sofocante es más denso que el aire, por lo que tiende a acumularse. Se utiliza en las industrias química, del plástico y del papel.

Al ponerse en contacto con la humedad de las mucosas, libera ácido clorhídrico, que es el compuesto que ocasiona las lesiones. Inicialmente, la persona intoxicada experimenta ahogo y tos, que cesan cuando logra respirar aire puro. En los casos más graves, cuando la exposición es prolongada, se producen laringoespasmos o edema agudo de pulmón, que puede conducir a la muerte.

  • Amoníaco

Es un gas incoloro, inflamable y de olor desagradable. Se emplea en la fabricación de fertilizantes, en las industrias textil y de plásticos, como solvente para la manufactura de cueros y en la fabricación de explosivos y de productos farmacéuticos.

Cuando se pone en contacto con las mucosas, se convierte en hidróxido de amonio y produce diversas lesiones: en la vía aérea, laringitis y edema pulmonar,  en el aparto digestivo, perforación gástrica y esofágica y en la piel, ampollas seguidas de necrosis. Además, la persona manifiesta síntomas tales como lagrimeo, visión borrosa y sensación de quemazón en los ojos.

  • Óxidos de nitrógeno

Estos gases de color marrón amarillento, más densos que el aire, se caracterizan por ser poco solubles en agua. Se emplean en la fabricación de fertilizantes y explosivos, también se liberan por la combustión interna de motores y en el humo del tabaco.

Al ser inhalados, y tras producir lesiones leves en la vía aérea superior, llegan con facilidad a los bronquiolos y los alvéolos, donde originan nitrógeno y ácido nítrico. Las primeras manifestaciones de una intoxicación por estos gases son: dificultad para respirar, broncoespasmos, dolor torácico y taquicardia. En casos más graves, puede presentarse edema pulmonar y una bronquiesctasia (tos insistente con copiosa expectoración, producida por la dilatación de uno ovarios bronquios).

Gases no irritantes

Entre los más representativos de este grupo se encuentran:

  • Cianuro

La vía de ingreso del cianuro al organismo puede ser digestiva, respiratoria o cutánea y su absorción es rápida. El mecanismo de acción consiste en bloquear la utilización del oxígeno en la cadena respiratoria celular. Los sistemas más afectados son el nervioso y el cardiovascular.

Inicialmente, la víctima presenta síntomas inespecíficos, tales como cefalea, vértigo, ansiedad, disnea, taquicardia, hipertensión, náuseas y vómitos. En los casos de intoxicaciones graves, la persona puede manifestar disminución del nivel de conciencia, convulsiones, trismo (contractura de los músculos de la masticación) y opistótonos (postura anormal del cuerpo, que se presenta rígido y arqueado hacia atrás), edema agudo de pulmón, arritmias, bradicardia (ritmo cardíaco lento) e hipotensión.

  • Monóxido de carbono

Se trata de un gas inodoro e incoloro producido a partir de la combustión incompleta del gas natural o de otros combustibles que contengan carbono. Las intoxicaciones por monóxido de carbono son especialmente problemáticas debido a que es un gas difícil de detectar, no solo por su falta de olor, sino porque no irrita las mucosas.

inhalacion de humo

La mayoría de las exposiciones a monóxido de carbono ocurren durante el invierno, por la falta de ventilación en el sistema de calefacción. Otras fuentes de emanación de este gas son los incendios, los caños de escape de los automóviles, los motores, el mal funcionamiento de los hornos de aceite o de madera, las parrillas de carbón a leña ubicadas en espacios cerrados, etcétera.

La presencia de este gas altera el intercambio gaseoso entre el ambiente y los pulmones: en lugar de oxígeno ingresa monóxido de carbono al organismo. El efecto tóxico consiste en la disminución del oxígeno en los tejidos, principalmente del oxígeno unido a la hemoglobina dentro de los glóbulos rojos. El monóxido de carbono se combina reversiblemente con la hemoglobina y forma carboxihemoglobina. Como esta unión es 240 veces más fuerte que la unión entre oxígeno y hemoglobina, esta última no puede cumplir adecuadamente con su función de transportar oxigeno a los tejidos del organismo.

Las manifestaciones por intoxicación de monóxido de carbono, según su concentración en el organismo, son dolor de cabeza ligero, dificultad para respirar, náuseas, irritabilidad, fatiga, visión borrosa, aumento de la frecuencia respiratoria, aumento de la frecuencia cardíaca, confusión, convulsiones, paro cardiorrespiratorio y, en los casos mas graves, puedo ocasionar la muerte.

¿Que sí debemos hacer ante intoxicación por gases?

  • Activar el sistema de emergencias médicas.
  • Asegurar la escena.
  • Trasladar a la persona a un sitio seguro y bien ventilado.
  • Recostarla cómodamente y abrigarla.
  • Aflojarle las prendas de ropa como corbata, camisa, cinturón, etcétera.
  • Si fuera necesario, Iniciar la RCP.

Intoxicaciones por inhalación de humo

Se denomina humo a la mezcla heterogénea de gases, vapores y pequeñas partículas sólidas en suspensión, que genera lesiones debido a:

  • Su elevada temperatura.
  • La toxicidad de los gases producidos por combustión.
  • Lo irritante de las partículas sólidas que transporta.

Las lesiones en las vías respiratorias se producen por el calor del humo, la asfixia, la falta de oxigenación y la inhalación de los productos tóxicos liberados durante la combustión, como el monóxido de carbono y el cianuro. Otro agravante de la situación es la frecuente presencia de materiales plásticos y sintéticos en los incendios, lo cual da lugar a elevadas concentraciones de gases tóxicos tales como ácido clorhídrico, acroleína, isocianatos, vapores nitrosos y amoníaco.

Los gases solubles en agua provocan quemaduras y edemas en las vía aérea superior (con el consiguiente riesgo de obstrucción); los no solubles afectan el parénquima pulmonar, provocan bronco espasmo, edema y necrosis alveolar, y obstrucción de la vía aérea. Las manifestaciones más comunes de este tipo de intoxicación son náuseas, vómitos, dolor de cabeza, salivación, mucosidad o flema de color oscuro, quemaduras alrededor de la boca y ronquera.

¿Qué no debemos hacer ante intoxicación con humo?

  • NO Prender luces, ni fósforos, ni utilizar encendedores.
  • NO Suministrarle bebidas, alimentos ni medicamentos a la víctima.

¿Qué sí debemos hacer ante intoxicación con humo?

  • Activar el sistema de emergencias médicas y dar aviso a los Bomberos y a la Policía.
  • Asegurar la escena.
  • Trasladar a la víctima a un lugar seguro y bien ventilado.
  • Efectuar las evaluaciones primaria y secundaria de la víctima.
  • Si fuera necesario, Iniciar la RCP

Intoxicación aguda por alcohol

La intoxicación aguda por alcohol ocurre por la ingesta voluntaria de bebidas alcohólicas. La absorción del alcohol en el organismo da lugar  a una serie de alteraciones funcionales que se incrementan a medida que aumenta la alcoholemia, es decir, al concentración del alcohol en sangre.

Graduación alcohólica de algunas bebidas

La graduación alcohólica de una bebida es la cantidad de mililitros de alcohol cada 100 mililitros de bebida. Por ejemplo, la de la cerveza es de 4 a 6 °; la del vino y la champaña, de 12°; la del coñac, de 38°; la del whisky, de 43°.

¿Qué sí debemos hacer ante intoxicación por alcohol?

  • Asegurar la escena.
  • Activar el sistema de emergencias médicas.

Si la víctima esta consciente:

  • Hablarle a fin de mantenerla despierta.
  • Controlar su respiración y su estado de conciencia. Es muy importante estar atento a estas señales, ya que constituyen los primeros dos parámetros en alterarse.

Si está inconsciente pero respira:

  • Colocarla en posición lateral

Si está inconsciente y no respira:

  • Iniciar la RCP

Es absolutamente falso que:

  • Tomar café o beber abundante agua reduzca los efectos del alcohol.
  • Ducharse mejore los reflejos de la persona alcoholizada
  • Al originar o al vomitar, se elimine el alcohol de la sangre
  • Se adquiera una mayor resistencia a los efectos del alcohol si se consumen alimentos sólidos

Algunas de estas acciones pueden generar una sensación de mejoría momentánea, pero no por ello eliminan el alcohol de la sangre o reducen su concentración.

Medidas para prevenir las intoxicaciones

A continuación veremos las acciones a realizar o a evitar en caso de intoxicaciones, de manera general:

intoxicacion

¿Qué no debemos hacer ante una intoxicación?

  • No Almacenar medicamentos ni bebidas alcohólicas en lugares que estén al alcance de los niños.
  • No Consumir ni suministrar medicamentos en la oscuridad, sin verificar el rótulo del producto, a fin de evitar confusiones.
  • Cuando  se les suministre una medicación a los niños, No Decirles que se trata de caramelos o golosinas.
  • En lo posible, No Consumir medicamentos delante de los niños, ya que es muy común que estos generen conductas de imitación.
  • No Automedicarse.
  • Desechar los medicamentos vencidos.
  • No Instalar calefones ni estufas a gas o a queroseno en los cuartos de baño.
  • No Mantener encendido el motor del automóvil durante mucho tiempo dentro de garajes pequeños o ambientes cerrados.

¿Qué sí debemos hacer ante una intoxicación?

  • Leer atentamente el prospecto del medicamento y Respetar las indicaciones del médico o farmacéutico.
  • Conservar los medicamentos en sus envases originales o rotulados.
  • Controlar la ingesta de medicación en las personas mayores, sobre todo cuando éstas presentan dificultades visuales o trastornos de la memoria.
  • Extremar la atención en pacientes con trastornos psiquiátricos o depresivos que requieran medicación.
  • Si la calefacción doméstica es a gas, queroseno o carbón, Mantener ventilada la vivienda, revisar regularmente la instalación y el funcionamiento de los artefactos a gas (cocina, estufas, calefones, termo tanques) y cuidar que el tiraje sea adecuado y esté libre de obstáculos.
  • Revisar regularmente el caño de escape del automóvil.

¿Alguna Consulta? Con gusto te ayudaremos...

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...
Scroll To Top

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Suscríbete vía email

Suscríbite a nuestras actualizaciones vía email y recibe a diario los últimos consejos...